Con el fin de apoyar a los grupos sociales en difícil situación, nació hace un año 'Facundo Solidario', una iniciativa que fomenta la solidaridad en colaboración con los consumidores de la marca. Éstos podían escanear el código QR, incluido en las bolsas de todos los productos Facundo, y canjear los puntos obtenidos por donaciones, asignando esos puntos a uno de los tres retos protagonizados por Educo, la Federación Española de Bancos de Alimentos y la Fundación Theodora.

Los retos que lanzó Facundo en su campaña solidaria fueron:

  • 800 comidas para niños en situación de riesgo de pobreza y exclusión social en comedores escolares con Educo.
  • 400 cestas de alimentos para familias que lo necesiten con la Federación Española de Bancos de Alimentos. Cada cesta contiene: dos litros de aceite, dos litros de leche, un kilo de arroz, y un pack de conservas.
  • 200 visitas de un Doctor Sonrisa a niños hospitalizados con la Fundación Theodora.

Desde Facundo nos mostramos muy satisfechos con la colaboración que hemos recibido de nuestros consumidores este año, ya que son ellos los que han conseguido alcanzar estos retos gracias a su solidaridad y aportaciones, nosotros sólo les hemos acompañado en el camino.

Los retos, enmarcados dentro del compromiso de RSC de la compañía, buscan favorecer a los colectivos más vulnerables y concienciar a los consumidores de que con su ayuda podemos cambiar el mundo.

Para este año 2018, Facundo ha renovado la colaboración con estas 3 ONG’s cambiando la mecánica para la obtención de los retos:

  • Por cada escaneo de un QR de cualquier bolsa se donará directamente a las 3 ONG’s.
  • También se podrá donar los puntos obtenidos con su equivalencia en € a estas causas.

Facundo es referente en crear los mejores frutos secos y aperitivos para disfrutar. Siguen trabajando para convertirse en un referente en calidad, innovación y en la compañía nacional preferida en el sector de frutos secos y aperitivos. Su objetivo, ser una empresa imaginativa, ingeniosa, socialmente responsable y atrevida, que permita sorprender constantemente a sus clientes con productos exquisitos y sabrosos, compatibles con un estilo de vida saludable y que son capaces de atrapar a un público fiel a través de sus marcas de las que cada año se consumen más de 80 millones de bolsas. Y ahora también, solidaria.